Por qué las infecciones por Covid-19 afectan de forma distinta

Parte de lo que hace que la pandemia de Covid-19 sea tan desconcertante es que es difícil saber cómo el virus afectará a cualquier persona. Aunque la mayoría de las personas infectadas con el coronavirus -81%, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades  presentarán pocos o leves síntomas, otros pueden encontrarse dependiendo de un respirador para respirar, o ya no respirar en absoluto.

Pero a medida que los investigadores continúan estudiando la enfermedad, han comenzado a comprender qué poblaciones tienden a ser más afectadas por ella. Estos son los factores que aumentan las posibilidades de que una persona tenga síntomas graves por el Covid-19, al menos tal como los investigadores los entienden ahora.

Edad

Los investigadores de China fueron los primeros en determinar que las personas mayores de 60 años son las que corren mayor riesgo de padecer síntomas graves a causa del Covid-19. Diferentes estudios definen los síntomas severos o críticos de manera un poco diferente, pero a menudo incluyen problemas para respirar (basados en la frecuencia de la respiración, los niveles de oxígeno en la sangre y la duración de los síntomas), fiebre y confusión. Básicamente, si los síntomas parecen requerir atención médica inmediata, son graves.

Entre el 31 y el 59% de los adultos de 75 a 84 años de edad a los que se les diagnosticó el virus tenían síntomas lo suficientemente graves como para ser hospitalizados, en comparación con el 14 y el 21% de los pacientes confirmados de 20 a 44 años de edad, según los CDC.

Otras condiciones

Las personas con condiciones como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer pueden ser más propensas a tener síntomas severos de Covid-19, que pueden llevar a un mayor riesgo de muerte, que las personas sin condiciones médicas subyacentes. Las personas con afecciones médicas subyacentes también son hospitalizadas con mayor frecuencia con el virus.

Algunas enfermedades podrían perjudicar el funcionamiento de órganos como el corazón; otras alteran el funcionamiento del sistema inmunológico, lo que podría inhibir la respuesta del cuerpo al coronavirus. La enfermedad pulmonar crónica, así como el fumar y el vaping, pueden aumentar el daño pulmonar y pueden hacer que los síntomas del Covid-19 sean más severos, aunque pocos estudios han examinado esto.

Genes

Varios equipos de investigadores internacionales están trabajando para comprender cómo la genética puede afectar la gravedad de una infección de Covid-19. Están buscando en muchos lugares diferentes, pero tienen una idea bastante buena de por dónde empezar.

Sexo

Algunos especulan que esto podría deberse a que los hábitos sociales de los hombres (y el hecho de que muchos no se lavan las manos tan a menudo) hacen que sea más probable que contraigan la enfermedad, lo que significaría que el aumento de las hospitalizaciones fue simplemente el resultado de un mayor número de infecciones generales.

Pero también podría deberse a que se cree que los hombres tienen generalmente sistemas inmunológicos más débiles y tienden a tener más problemas de salud subyacentes que las mujeres; los dos cromosomas X de las mujeres pueden tener una calidad protectora contra una serie de afecciones.

Para conocer más sobre esta enfermedad visite: El perdido, un servicio de noticia actualizado.