Consejos para hacer un testamento

Ante lo inevitable de la muerte, es preferible dejar los asuntos terrenales zanjados, aunque se esperen largos años de vida. Quedar en paz con uno mismo es cuestión de reflexión; con los que se quedan, puede ser cuestión de un buen testamento.

Cuando se pierde a un ser querido, no hay bien material que pueda paliar esa pérdida, pero si a eso se suma lo complicado que puede llegar a resultar la obtención de la herencia, a la consternación y la pena se puede añadir el hastío.

Cómo hacer un testamento

Hacer que se cumpla la última voluntad y dejárselo lo más sencillo posible a los que se quedan, es sólo cuestión de previsión. Tener algunos términos claros, puede aligerar el proceso.

¿Qué es un albacea y cuál es su función?

Se trata de la persona escogida por el testador para comprobar que se cumpla todo lo estipulado en el testamento. Por su parte, el contador o partidor, se encargará de repartir los bienes. Su nombramiento es aconsejable en casos de relaciones familiares conflictivas o siempre que no se llegue a acuerdos sobre la repartición.

¿Pueden heredarse las deudas?

El ejemplo más habitual puede ser un bien hipotecado; en ese caso, el pago de la hipoteca, así como el de las demás deudas pendientes de la herencia, recaerá en los herederos, a pesar de puede que no vayan a hacerse propietarios del bien. Si se plantea la duda sobre si se van a obtener más deudas que beneficios, la ley prevé el beneficio de inventario; es decir, las deudas y cargas de la herencia se cubren sólo con los bienes de la misma y no con las poseídas por el heredero.

Se realiza judicialmente un inventario, se liquidan deudas y legados y sólo lo resultante se reparte. En caso de resultar deficitaria, puede repudiarse la herencia ante notario, o por escrito presentándolo ante el juez competente. La forma notarial resulta mucho más sencilla y económica.

¿Cómo dejar un bien sin dividirlo?

Si se es dueño de un negocio o explotación que suponga la mayor parte del patrimonio, quizá interese dejárselo sólo a un hijo. En el caso de que el resto de los bienes no basten para satisfacer la parte de los restantes, el Código Civil permite al testador adjudicar todos los bienes hereditarios, o parte de ellos, a uno de los descendientes, ordenando que se pague en metálico la porción hereditaria de los demás herederos y por cuenta del hijo que haya adquirido la propiedad.

¿Se puede vetar el uso de las herencias?

Ante el temor de que se haga mal uso de lo legado o de que sea despilfarrado, el testador puede imponer la prohibición de que así sea durante cierto tiempo y dentro de unos límites temporales. Esta prohibición puede establecerse a través de muy distintas fórmulas.

¿Qué sucede cuando fallece un heredero?

Lo más habitual, es recurrir a la sustitución vulgar, tomando medidas previamente ante una posible muerte imprevista del designado. Estableciéndola se evita tener que realizar un nuevo testamento. En la práctica, lo más habitual es designar a los descendientes del primer nombrado, pudiendo sustituir a los hijos, por los nietos.

¿Qué puede legar mi pareja sin separación de bienes?

En estos casos, se realiza una liquidación de la sociedad conyugal, donde se determina qué bienes eran gananciales, y dentro de ellos, cuáles recaen en la persona viuda y cuáles pasan a engrosar la herencia.

¿Cómo saber si se es heredero?

Lo más habitual, sería recurrir a los familiares, pero debido a lo secreto del documento y en casos de desconfianza o malas relaciones, queda acudir al Registro General de Actos de Ultima Voluntad. Allí es donde todos los notarios, a través de sus respectivos Colegios, han de enviar un parte de cada testamento o documento con el contenido del acto de última voluntad que autoricen. No todo el mundo tiene derecho a obtener copia del testamento; tampoco se puede solicitar certificación hasta que hayan transcurrido al menos quince días desde la muerte de la persona.